lunes, 5 de julio de 2010

Televisión, prensa rosa y mediums

Aunque parezca mentira, no lo es: va a emitirse un programa en el que a través de mediums se contactará con espíritus de seres fallecidos. Y no está implicado (creo) Ricard Bru, a pesar de que el formato le venga como anillo al dedo. Este es el anuncio del programa como aparece en FórmulaTV.

Increíble, vergonzoso, y seguro que un éxito de audiencia.

Luego, como un efecto dominó, tras su estreno se multiplicarán los programas sobre espiritismo, médiums, etc. Y saldrán seguramente los de siempre: Aramís, la bruja Lola, el padre Apeles, etc. Ya estoy previendo el circo que se avecina.

Este viernes pasado participé en el programa de radio "El Último Peldaño", de Joaquín Abenza (Murcia). Para ello, volví a buscar información sobre Gary Schwartz, director del proyecto de investigación VERITAS, quien ha realizado experimentos controlados para evaluar la veracidad de la información obtenida por mediums a través del contacto con seres fallecidos. Sus primeros experimentos, que conocí en 2001 aproximadamente, tenían al parecer diversos fallos metodológicos respecto a que la información que daban los médiums no hubiera podido ser adquirida mediante otros medios (contacto previo con los asistentes, "cold reading", etc.), además de algunos fallos en el proceso de evaluación por parte de los asistentes de las declaraciones hechas por los mediums. Encontré experimentos más recientes que parecían haber superado esos problemas, y de los que no tenía idea (este enlace es al mismo artículo, en pdf)

Lo que quiero decir con esto son varias cosas:

1. Espiritismo y parapsicología no son lo mismo: espiritismo puede considerarse una doctrina, o filosofía incluso, que admite la existencia de vida más allá de la muerte y que además podemos comunicarnos con ellos, mediante mediums, escritura automática, etc. La existencia de espíritus no se pone en duda. Para la parapsicología, la existencia de espíritus, o de "algo" que sobreviva más allá de la muerte física (cuerpo) es una hipótesis de trabajo. No todos los que investigan en parapsicología creen que exista un más allá o que estos fenómenos asociados al espiritismo (adquisición de información, movimiento de objetos, etc.) estén provocados por espíritus, sino más bien por seres humanos, mediante ESP o PK; cierto es que explicar un fenómeno anómalo (la información que adquiere un medium) mediante otro fenómeno anómalo (ESP) no es una respuesta en sí mismo.

2. El interés por equiparar espiritismo, parapsicología, y ya puestos, magia, vudú, ritos satánicos, horóscopos, etc., en el mismo saco suele ser habitual en dos grupos de personas:
a) los periodistas del misterio, que ven un fantasma en cada sombra, una psicofonía en cada ruído, etc.
b) los "escépticos", porque así es más fácil decir que todo son "supercherías" o "pseudociencias", al equiparar qué te digo yo, el monstruo del lago Ness, la investigación experimental en ESP o el poder de los horóscopos.
En ambos casos, puede actuarse desde la ignorancia o desde el afán económico (vende más una revista que hable de "voces de los muertos" que una que hable de "fenómeno anómalo sobre soporte de grabación", por ejemplo).

3. El espiritismo, y cualquier otro fenómeno que implique, aunque sea como hipótesis, una supervivencia de algo más allá de la muerte física (llámalo mente, consciencia, alma, aliento, espíritu, periespíritu, etc.) es tema de relevancia para otras materias como la parapsicología, la psicología, etc., por su relación con: ¿qué es la mente?, ¿qué es la consciencia?, etc.

4. Además de lo anterior, hay otras cuestiones interesantes y relcionadas más directamente con la psicología, como son las relativas a las creencias, los peligros psicológicos de abordar el espiritismo de manera incorrecta (evasión de la realidad, dependencia de los "espíritus" o "mediums"), el timo consciente o inconsciente, etc.

En resumen, que nos preparemos para una de las mayores vergüenzas que vamos a ver en televisión, y para todo lo que vendrá después.