jueves, 1 de abril de 2010

Fronteras de la Mente


La revista New Scientist destaca en su última portada la cuestión de las Fronteras de la Mente. Trabajar en el campo de las fronteras de la mente puede parecer a la vez una mezcla de ciencia ficción y cuestiones sobrenaturales. Pero en la mayoría de los casos no es ni una cosa ni la otra. Palabras como "mente" o "consciencia" son palabras clave en la investigación actual, pero eso no quiere decir que sepamos con exactitud todo lo que hay que saber al respecto. Como aifrma el neurocientífico David Eagleman "lo que sabemos está ensombrecido por lo que no sabemos". Pero esto no quiere decir que no sepamos nada.

El cerebro está de moda, no hay duda. Y me parece estupendo (mejor que otras modas, desde luego). Estoy leyendo ahora el libro "La Ciencia de la Mente", y una de las afirmaciones del autor es que cuando una persona que no pertenece al ámbito científico lee cosas sobre el cerebro y su funcionamiento, la idea que se transmite en los trabajos de divulgación es que sabemos mucho sobre el cerebro y la consciencia, y que existe un gran acuerdo entre investigadores al respecto, cuando - según el autor del libro, Allan Wallace - no es verdad. Estoy de acuerdo en muchas de sus afirmaciones.

Por ejemplo, el tema de la consciencia. Es un tema interesante pero peliagudo. Tanto, que muchos investigadores no lo consideran un tema en sí mismo, un cuestión importante; no se considera objeto de investigación científica, y es dejado de lado. El problema "fácil" de la consciencia (los correlatos neurológicos dela experiencia consciente) es el protagonista mayoritario en la investigación de la consciencia. El problema "duro" (cómo el cerebro, las redes neuronales, dan lugar a la experiencia subjetiva) es el tema que suele ser obviado o ignorado.

Pero volvamos a la revista. Lo anterior era sólo para señalar que cuando se habla de "mente" se habla de "cerebro", de manera indistinta. ¿Son lo mismo?

¿Cuáles son, entonces, las grandes cuestiones cerebrales para New Scientist?:

1. ¿De qué está hecha de la memoria? Un trazo físico de memoria ha sido observado por primera vez.

2. ¿Seremos capaces de regenerar el cerebro? Fuentes de nuevas neuronas combatirían trastornos derivados de la edad.

3. ¿Qué son las neuronas espejo? Podrían ser la llave para la empatía humana.

4. ¿Cuántos estados de consciencia hay? Puede haber más en la vida que dormido y despierto.

5. ¿Cómo de poderosa es la conexión mente-cuerpo? Descubriendo los secretos de como la mente controla la materia.

6. ¿Por qué algunas personas son más listas que otras? El tamaño de tu cerebro importa menos que su estructura.

7. ¿Puede la enfermedad mental hacerte creativo? A veces la chispa del genio es demasiado brillante.

8. ¿Cómo de poderoso es el subconsciente? Tienes libre voluntad, pero no siempre está a tu cargo.

9. ¿Crearemos una máquina consciente? Antes de pode replicar la mente, primero debemos entenderla.

Cuando yo estudiaba la licenciatura (de 1993 a 1998) recuerdo que nos decían en clase que el cerebro NO se regeneraba. Por suerte, el cerebro no iba a mis clases. El campo sobre plasticidad neural y regeneración es impresionante actualmente. Sobre los estados de consciencia, me gustaría señalar que hace ya 100 años que William James indicó que existían otros estados de consciencia, además de la vigilia y el sueño, y que debíamos dar cuenta de ellos si queríamos ofrecer una explicación completa del estudio de la consciencia. La conexión mente-cuerpo, hasta hace poco más de 4 décadas, era considerada una soberbia tontería: ¿afectar la mente al cuerpo? Y entonces vimos la conexión entre sistema neural y endocrino. Y era sólo el principio. Y la vuelta a la palestra del subconsciente y el inconsciente, con tanta fuerza, es para celebrarlo. Bueno, salvo si eres un conductista, claro.